Un banco en la plaza

15,20


Manuel, un hombre que cada tarde se sienta en un banco de la plaza con su caña para esperar a que piquen los salmones, recibe un día la compañía de otras personas que también acuden con sus particulares deseos: la señora Margarita, que trata de cazar nubes, Serafín, el cartero del barrio, que quiere atrapar hermosas palabras para embellecer las cartas que lleva en su saca, Pedro, que pretende observar aves propias de climas tropicales… Cada uno de ellos aporta algo al grupo y todos disfrutarán del placer de hacerse compañía una tarde tras otra.

Descripción

Manuel, un hombre que cada tarde se sienta en un banco de la plaza con su caña para esperar a que piquen los salmones, recibe un día la compañía de otras personas que también acuden con sus particulares deseos: la señora Margarita, que trata de cazar nubes, Serafín, el cartero del barrio, que quiere atrapar hermosas palabras para embellecer las cartas que lleva en su saca, Pedro, que pretende observar aves propias de climas tropicales… Cada uno de ellos aporta algo al grupo y todos disfrutarán del placer de hacerse compañía una tarde tras otra.

Reseñas

Reseñas

No hay reseñas todavía

Sé el primero en reseñar “Un banco en la plaza”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.