¡Estás despedida!

8,27


Edward se siente un poco fastidiado. Los calcetines no están en el cajón acostumbrado, nadie le ha calentado la leche del desayuno…Su madre no está haciendo las cosas como debe. ¡Qué desastre! No le queda más remedio que despedirla. ¿Podrá ahora seguir con su buena vida? ¿O habrá cometido un gran error?

Un libro que muestra con humor e ironía la importancia de los vínculos familiares.

Descripción

Edward se siente un poco fastidiado. Los calcetines no están en el cajón acostumbrado, nadie le ha calentado la leche del desayuno…Su madre no está haciendo las cosas como debe. ¡Qué desastre! No le queda más remedio que despedirla. ¿Podrá ahora seguir con su buena vida? ¿O habrá cometido un gran error?

Un libro que muestra con humor e ironía la importancia de los vínculos familiares.

Reseñas

Reseñas

No hay reseñas todavía

Sé el primero en reseñar “¡Estás despedida!”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.